jueves, 27 de febrero de 2014

Cambios: Post 2

Post 2

"¡Clara, Clara!". Dios, mi hermano entrando junto con los bomberos. "Alguien la ha matado, ¡mirad qué postura!". Siempre tan tremendista. Menos mal que le obligan a marcharse inmediatamente.

No hacen más que hablar del gas y de que afortunadamente no ha pasado una tragedia mayor. ¿No hay tragedia mayor que morirse? Sé que se refieren a una explosión que se hubiera llevado por delante a un montón de vecinos que ni conozco ni han querido conocerme, pero ¿qué hay de mí? Estoy tan confundida, ¿qué se supone que tengo que hacer ahora?

¿Y la luz? ¿Y el camino? ¿Y el túnel? Por Dios, ¿dónde está mi túnel? No lo entiendo. Me han echado una sábana por encima y no sé qué se supone que debo hacer ahora. Estoy sentada en la butaca observando: gente que viene y va; esos vecinos que han estado a punto de morir conmigo agolpándose en la puerta del piso, puedo oír sus voces; mis padres que lloran en el salón, no los han dejado entrar; mi tía diciendo que nunca debí independizarme tan pronto, tengo 32 años, no sé para cuándo quería que lo dejara; y mi hermano se afana en hablar por teléfono lo suficientemente alto como para que lo escuche el edificio entero. Todos esperan al juez para que levante mi cadáver y por lo visto ha sido una noche movidita, así que no se le espera temprano. Eso me da algo de tiempo para intentar solucionar este marrón.

Aunque me dé vergüenza admitirlo, he intentado eso de colocarme sobre mí misma en la misma postura. No ha pasado nada, no es que esperara revivir, pero quizá sí desaparecer o ascender o descender... O cualquier cosa que no fuera estar entre los vivos y que nadie sea capaz de verme porque soy, soy... soy ¿un espíritu? He rezado, he hablado con Dios, con el Dios que conozco, con el que he crecido y al que hace tiempo no presto atención, intentando ablandarle un poco el corazón con mi desesperada situación, pero nada. He salido de la habitación y abrazado virtualmente a mi madre, está desconsolada, ¿por qué no se la llevan ya? Mi padre intenta levantarla y ella se deja hacer, entonces, cuando abre su bolso para coger un pañuelito de papel, salto dentro de él y me voy con ella a tomar esa tila que sé que no le hará nada.

Descubre "Cambios" desde el principio pinchando aquí.

martes, 25 de febrero de 2014

Cineando: El capitán Phillips

Me encanta que llegue el sábado por la noche. De lunes a viernes, la noche es territorio de las series, la última que devoramos fue "Sherlock", de la que di cuenta el martes pasado. Y el sábado es momento de películas, al menos normalmente. Soy capaz hasta de tomarme un gin-tonic, que el señor M. me prepara en copa grande y hasta con una rodajita de limón, pequeño lujos de la vida. Y ya si hacemos palomitas, es una locura.


Este último sábado vimos "El capitán Phillips", tenía muchas ganas de meterle mano, la verdad. Pero yo no sé qué me pasa últimamente, no sé si será la edad, que cada vez aguanto menos ver una película de miedo o de estrés. Y esta peli tiene mucho estrés, aún sabiendo que está basado en hechos reales y más o menos conoces por dónde van a ir los tiros. En los prolegómenos de la cinta, decidí que quién quiere vivir en tensión durante 90 minutos y busqué en Internet para saber qué ocurrió. Aunque no me curé el estrés, no sufrí (o dejé de sufrí) en balde.

De lo dicho antes, creo que se puede desprender que "El capitán Phillips" es un ejemplo de cómo mantener el suspense en lo alto, sin decaer, a pesar de que al final, ¡al final! la peli se hace algo larga. Pero eso es algo de lo que adolecen muchas películas de Hollywood (luego nos quejamos aquí de que nuestras series son de algo más de una hora, vale, que no las veo, pero las defiendo... jejeje). Tom Hanks me gustó mucho, me emocionó especialmente al final, y cuando un actor te hace ver y sentir lo que quieren que veas y sientas, digo yo que es bueno, y Tom es muy bueno en eso. Muse, el pirata, interpretado por Barkhad Abdi, es asombroso, no digo más, para que podáis comprobarlo por vosotros mismos. En realidad, todos los actores que hacían de pirata lo bordaron.

Luego, pues todo muy americano, todo muy SEAL, todo muy Marines, pero es que fue así cómo ocurrió, no podía ser de otra forma, aunque hay algunos detalles que no se escapan sobre la forma de actuar del gobierno estadounidense. (Me siento como si no quisiera hablar, pero es que no quiero espoilear sin ton ni son, si acaso, en los comentarios, haré alguna referencia). 

¿Que me parece película de Oscar? No, no la veo como ganadora a mejor película. A ver, recordar como mejor película a "El padrino" te hace poner el listón demasiado alto supongo. De todos modos, animo a verla en este camino hacia a los Oscar que se plantea ahora.

Tom Hanks, grande.


Los piratas, verdadero miedo.


Barkhad Abdi, nominado a los Oscar, creo que merecido.


Y mira qué amigos.

lunes, 24 de febrero de 2014

Relato sin Foto: Desvelos tecnológicos

Luces verdes que desvelan mis sueños;
Azules que me tienen alerta;
Silbidos que distraen mis pensamientos;
Melodías que llaman a mi puerta.

Todo eso y mucho más es mi móvil, mi smartphone,
Que me hace tan libre y, a la vez, tan esclavo.