martes, 9 de septiembre de 2014

Martes de recomendación: La verdad sobre el caso Harry Quebert



Por fin lo acabé, vino justo con el final de mes: terminó agosto y leí su última página. Y eso que no las tenía todas conmigo. No es que no me atrajera o gustara desde el principio, pero al trabajo que cuesta internarse en una lectura a priori larga (el libro tiene bastantes páginas) y no llegar a ese famoso punto de no retorno en el que ya nada importa y buscas momentos hasta debajo de las piedras para leer siquiera un par de líneas, se unió una falta de tiempo absoluta que me hacían coger la lectura muy de cuando en cuando sin terminar de engancharme. Hasta que llegué a ese punto y su lectura se convirtió en una obsesión que me hizo devorar la segunda mitad en apenas tres días.

Intentaré poner en antecedentes sobre la historia sin hacer ningún spoiler: David Goldman es un famoso escritor que, tras su primera y exitosa novela, se cobija en la casa de su antiguo profesor de universidad, a la vez gran escritor, para superar su momento "página en blanco" que amenaza con destruir su recién estrenada gran carrera. Una vez allí, descubrirá que su mentor mantuvo, con unos treinta años, una relación con una chica de quince que poco después desapareció. Este hecho, lejos de alejarle de su profesor y amigo, le llevarán a defenderle a capa y espada y buscar en el pasado cuando el cuerpo de la chiquilla aparezca precisamente en el jardín de este hombre y sea llevado ante la justicia.

Partiendo de una opinión que he leído y que lo definía como repetitivo, diré que sí, repetitivo sí que es, pero yo entendí esta repetición como el resultado de ver los mismos hechos desde diferentes puntos de vista: según la persona a la que el protagonista esté entrevistando, con lo que tú vas montando la historia a la vez que la va montando él. Una historia que se cuenta desde el presente y desde el pasado. Muy interesante, aunque sí, puede resultar pesado.

Un libro que guarda grandes sorpresas, giros inesperados que te dejan con la boca abierta; un libro en el que, al ir descubriendo las cosas a la misma vez que el protagonista, te invita a seguir saltando de página en página para seguir tú mismo con la investigación. 

Conclusión: lo recomiendo mucho. No sé si es ese fenómeno de la literatura que muchos han dicho que es, no creo conocer los entresijos de la literatura tanto como para hacer un juicio de ese calibre, pero sí sé que me ha hecho pasar un verano muy interesante y que me ha quitado el sueño para seguir leyendo (algo que siempre es señal de que te gusta lo que tienes entre manos).

¿Qué lecturas veraniegas te han quitado el sueño?

4 comentarios:

  1. A mí simplemente me encantó. Esta semana también saldrá una reseña en mi blog. Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Mmm... yo me lo leí hace un tiempo, esta bien aunque no es de mis favoritos... No me gusto que repitiera tanto ciertos párrafos, era como leer dos veces el mismo libro. Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Gracias María por tu recomendación. Buscaba un nuevo libro en el que sumergirme. Besitos guapa!!! Paqui.

    ResponderEliminar
  4. Me han hablado muy bien de este libro. Habrá que hacerse con él... Yo me he leído "Nosferatu" de Joe Hill y me encantó!!! Un besote.

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...