jueves, 4 de septiembre de 2014

Cambios: Post 24

Post 24.

El sol había salido hacía rato y yo jugaba con los rayos que se colaban en el patio. Todavía quedaban los restos de la cena de la noche anterior. Celia y Daniel se fueron a dormir sin terminar de recoger la mesa, solo estaban en la cocina las copas y los platos que Amelia se había empeñado en llevar antes de marcharse.

- ¡Mira las hormigas! – Celia espantaba las hormigas como podía de encima de la mesa.
- Bueno, mamá, normal, ya sabes que siempre pasa igual.
- Te dije que tendríamos que haber recogido, te lo dije.
- No seas gruñona, un día es un día. – Daniel estaba de mejor humor del que esperaba Celia a tenor de cómo acabó la velada y preparaba la manguera para regar.
- Oye, no me has dicho nada.
- Nada de qué.
- No te hagas el tonto, no me has dicho nada de Amelia.
- Una chica muy agradable.
- Y guapísima.
- Sí, tienes razón, es muy guapa.
- ¿Entonces?
- ¿Entonces? A veces creo que lo haces queriendo, hijo. ¿No vas a hacer nada?
- Si supieras lo poco que me gusta que te hagas la Celestina conmigo…
- No me hago la Celestina, pero…
- Mamá, mañana me voy.
- ¿Cómo?

Daniel se iba de casa de su madre. Yo lo sabía, pero no quería terminar de creérmelo porque confiaba en el poder de persuasión de Celia. No sirvió de nada.

- ¡Pero  si tu piso todavía no está listo!
- Me voy de alquiler, he hablado con el seguro y me van a pagar parte del mes. Necesito independencia.
- No creo que yo te quite demasiado espacio.
- Sabes que no es por eso.

Yo sabía que no era por Celia, que no era por aquella casa maravillosa de la que tendría que despedirme en breve. Yo sabía que Daniel seguía martirizándose por el accidente y que necesitaba seguir fustigándose con la soledad, con la tristeza de volver a un piso vacío y sin vida. Sin embargo, había adivinado algo de bienestar y felicidad anoche, un halo de viento fresco que había despejado sus pensamientos, una brisa que venía de un lugar muy concreto, de una persona muy concreta: Amelia.


Descubre "Cambios" desde el principio pinchando aquí.





2 comentarios:

  1. PUes sí que vuelve fuerte Clara también eh? Me sabe a poco un capítulo a la semana, si tuvieras todo escrito ya me habría terminado el libro :) Biquiños!

    ResponderEliminar
  2. Uohhh!! y cambiamos de escenario... ;) esperando más!!. Besos.

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...