martes, 3 de junio de 2014

Serieando: Cómo conocí a vuestra madre



Después de nueve años, por fin terminó “Cómo conocí a vuestra madre”. Por fin, después de nueve años, hemos conocido la cara de la madre. Por fin, después de nueve años, a Ted le ha cuajado una relación. Por fin, después de nueve años, damos por zanjada una serie que en esta última temporada se ha estirado como un chicle, perdiendo el sabor capítulo a capítulo.

En realidad, llevaba perdiendo sabor desde alguna temporada atrás, exceptuando algunos capítulos muy buenos que levantaban al resto. Lo que empezó como una serie original (algo hoy por hoy bastante complicado de hacer porque todo está inventado), fresca, para treintañeros y que fuera totalmente diferente a “Friends” acabó siendo, para mí, un suplicio con el que no terminaba porque había invertido mucho tiempo en ver todos los capítulos anteriores. Ted, el protagonista, fue agudizando su ñoñez y su empalago conforme pasaba el tiempo y a veces era insoportable. Si no fuera por Marshall y Lily, cuya relación huía de todo ese tipo de empalagos, de una Robin cuya evolución fue a mejor y de un Barney que desde el principio fue el alma de la fiesta, la serie hubiera hecho aguas. Pero el protagonista era Ted.

Y gracias a esta última temporada, hemos sabido el porqué de esa pesadez con la vuelta una y otra vez a la relación con Robin lo cual resultaba cansino hasta decir basta. Con un final que no me ha gustado nada de nada y con un último capítulo precipitado, que bien hecho podría haberse dividido en dos dando mejores resultados, no puedo decir otra cosa que ¡por fin acabó “Cómo conocí a vuestra madre”!

Pero no nos llevemos a engaños, la serie en conjunto me ha gustado, me he reído mucho con ella, las historias y su forma de contarlas me han sorprendido y me han dejado pensando. Y por eso, solo por eso, he resistido esta cruel última temporada y perdonado este cruel y cansino final.

PD: Por lo visto, se planea serie con ella, en plan "Cómo conocí a vuestro padre", pero yo, señores, no soy masoquista. Por las pocas pinceladas que nos han dado sobre la madre de los hijos de Ted, ella es aún más empalagosa y ñoña que él. No más.

Aquí el elenco principal.


Marshall y Lily, con los que más me he reído.


Robin ha tenido una evolución que me ha parecido genial, también grandes risas con ella.


Barney, en el exceso está el humor.


Los hijos, tan aburridos como yo en la última temporada.


No desvelo nada si pongo una foto de la famosa mujer de Ted, ya ha salido en todos sitios.


Y por último, grandes secundarios, como Ranjit, el chófer.



6 comentarios:

  1. Nunca me ha enganchado demasiado esta serie. Es la típica que veo cuando no hay otra cosa pero he visto los capítulos salteados, como por pasar el rato. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ea! eso mismo me pasa a mí!!

      Eliminar
    2. Qué tarde llego a responder, pero las semanas, además de pasar volando, me tienen totalmente alejada de mi blog más allá de publicar los post y prepararlos. (Y también de los blogs de los demás, snif).

      Pues no voy a negar que es una serie que se presta mucho a eso. Nosotros en casa, cuando la echan, somos capaces de tragarnos capítulos repetidos.

      En fin, que sigáis así, es otra forma de disfrutarla.

      Besos a las dos!!

      Eliminar
  2. uhmm.... me mola la serie pero no la sigo a pies juntillas pero que vamos, ya me has adelantado la cara de la pava XDDDD

    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digas eso! ¡Que la foto de la tipa salió en todos sitios! jajajajaj, nada, no te pierdes nada, mucha ñoñez, eso sí.

      Besos!

      Eliminar
  3. Vi un par de temporadas durante un verano pero luego no seguí. Aunque me divertía y reía mucho con ella, la cosa no cuajó. Pero tampoco soy quien para hablar... pues he empezado muchas pero he acabado de ver pocas series en mi vida (o ninguna...) jaja (mátame)

    Eso sí, mi mejor amiga era hiper fan y también se sintió decepcionada con el final. Vaya chasco que una serie que empieza encantando acabe mal, ¿no?

    Besos

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...