lunes, 23 de junio de 2014

Relato a 4manos: La Casa de la Memoria IV - Por My Stories Project




- ¿Álter? ¿De qué la conoces?
- Ella fue quien me dio mi libreta. - Mateo sacaba su libreta, exactamente igual a la de Úrsula del bolsillo de la gabardina. - Me dijo que me haría falta. Y no sabes cuánta razón tenía.
- Efectivamente, ella fue quien me la dio a mí también. Me acompañó a una papelería que hay cerca de aquí a comprarla. Fue extraño porque no me dejó elegir, fue ella quien dijo cuál quería y la pagó. ¿No sería mejor que la llamáramos y le preguntáramos directamente?
- Sinceramente, no me parece de fiar tanto misterio: compra a dos personas que no nos hemos visto en la vida dos libretas exactamente iguales y nos empuja a conocernos. Porque, ¿habías venido alguna vez a esta panadería?
- Nunca, Álter me la recomendó. Pero la recomendación salió bien mala, el pastel con sal en la base chafó toda mi tarde.

Mateo, en un alarde de confianza inaudita, se sentó junto a Úrsula y le cogió su libreta. Lo que leyó lo dejó aún más consternado: eran sus mismas anotaciones, pero recogidas desde otra perspectiva. Eran las mismas situaciones que él iba anotando, pero vistas desde otro punto de vista, el punto de vista de Úrsula. Y continuó leyendo el cuaderno de Úrsula, ella o había sido más aplicada o había tenido más recuerdos del futuro, paramnesias o como demonios se llamaran. Incluso estaba escrito aquel momento que estaban viviendo, era asombroso.

- Esto, Úrsula, son libros del futuro.
- ¿Pero qué dices? ¿Estás chalado?
- ¿Qué tipo de persona dice "chalado" hoy en día?
- Una como yo, con mucho tiempo libre y pocas ganas de tonterías.
- Chalado o no, te digo que nuestros cuadernos son cuadernos del futuro.

Un timbrazo rompió la conversación que por momentos se estaba poniendo más y más interesante resonando en el silencio de la noche. Un mayordomo con cara de pocos amigos pasó por el salón donde se encontraba la peculiar pareja: él, con la gabardina ya quitada y en pijama de Spiderman; ella, con el abrigo de pieles aún puesto. Al poco volvió.

- Señor Mateo, una tal Álter.
- Mi Álter Ego, si no te importa. - Una cabellera larga y rubia se asomó por la puerta y sonrió a ambos.
- ¡Tú! - Mateo dio un salto del sofá.
- Veo que vuelves a ponerte el pijama de Spiderman.
- Sabía que pasaría esto - Úrsula se quejaba negando con la cabeza.
- Ya sé que lo sabías, pero hasta el último momento creí que caerías en la cuenta de que la cita era a las tres de la tarde y no a las tres de la madrugada. Me has hecho madrugar y eso no me gusta en absoluto.
- Lo siento.
- Bah, no pasa nada. Mateo, Úrsula, ¿sabéis qué es esto?
- La Casa de la Memoria. - Respondieron los dos al unísono.
- No, es la Casa de la Memoria del Futuro, pero lo del Futuro vamos a dejarlo en suspenso, no creo que sea buena idea levantar susceptibilidades en el vecindario. Y vosotros sois los que vais a darle vida atrayendo a todos los que son como vosotros.
- ¿Hay más?
- Muchos más. Tantos como puntos de vista de una situación pueda haber. Podría deciros que fue un experimento en el que participasteis de pequeños, podría deciros que fue en una transfusión o podría deciros que habéis estado bebiendo agua manipulada durante años, eso da lo mismo. Lo importante, creedme, es que ha dado sus frutos, un poco tarde todo hay que decirlo, pero ya lo está haciendo. - Úrsula y Mateo la miraban consternados. 
- ¿Qué finalidad tiene esto? - Úrsula fue la que se atrevió a preguntar.
- La finalidad es sencilla: vuestros recuerdos del futuro son la llave para salvarnos a todos.

Y así, con más preguntas que respuesta, Mi Álter Ego se dio media vuelta dejando a la peculiar pareja escribiendo en sus cuadernos el destino de la Humanidad.

¡Fin! O no...

My Stories Project

Difícil es poco: ha salido más largo de lo que me hubiera gustado, me he enrollado más de lo que hubiera querido, pero ¿qué más podía hacer? Abre muchas posibilidades que dejo a la imaginación de los lectores, cierro un Relato a 4Manos que me ha dado un mes de colaboración bloguera de lo más fructífera. Gracias a Kassius9, CrisMandarica y SugusPiña por apuntarse a un bombardeo, ha sido un placer. ¿Volverán los Relatos a 4Manos? Ya lo creo, quizá ya después del verano y quizá no sean a 4manos, sino a cinco o más si hay más blogueros por ahí que se animan.

Pinchando aquí, verás las tres entradas anteriores.


12 comentarios:

  1. Jo, qué guay ha quedado el final!!! Da para muchas otras partes. Eso sí, lo de la cabellera larga y rubia me ha consternado pero con lo de que odio madrugar lo has clavado. Jajajaja. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja, vaaaale, que tienes más bien media melena, pero queda más literario cabellera larga y rubia, jajajajaja

      Besos!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado! Ese final apoteósico, y esta frase muy pero que muy grande: "- ¿Hay más?
    - Muchos más. Tantos como puntos de vista de una situación pueda haber."

    Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes lo complicado que ha sido!

      Besos!

      Eliminar
    2. Pero lo has salvado muuuuy bien!!!

      Eliminar
    3. Jjajaja, me ha costado, me ha costado.

      Eliminar
  3. Felicidades a los cuatro por estas colaboraciónes, esto es lo bueno del mundo blogguero!! Besos y abrazos según proceda!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guapetona, cuando comencemos de nuevo en septiembre, te invito si te apetece :)))

      Besos!

      Eliminar
  4. Me ha encantado M.... te has superado con creces chavalica!!! Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amore, intentando dejar el pabellón alto, jajajaja

      Eliminar
  5. Lo que está muy claro es que ese lugar ha cobrado una nueva historia y todo aquél que nos lea y pase por ahí, es posible que recuerde este magnífico relato con un final IMPRESIONANTE.

    Felicidades a todas!!! Qué grandes!!!

    Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kass, es genial haber colaborado con vosotros, es genial haberos conocido!

      besos!

      Eliminar

Dime algo si quieres...