viernes, 20 de junio de 2014

Es viernes, mamá: Se acaba un ciclo


¡Tres años!
El chico ha cumplido tres años y a mí me parece que fue ayer cuando rompí aguas y me pregunté si no podría seguir así durante las tres semanas que me faltaban para cumplir el embarazo. Ya respondo yo: no se puede, una vez que rompes aguas, tienes al niño, no hay tutía. Han pasado tres años de aquella noche que no pude dormir porque simplemente no podía dejar de mirarlo. Han pasado tres años de aquel día en que mi vida cambió irremisiblemente a mejor. Han pasado tres años. Pero no estoy aquí para hablar de mí, sino de él.

Hay algunos eventos oficiales que anuncian esa edad que simboliza el cierre de un ciclo: la vacuna "de los tres años" - más claro, agua -; preparar los papeles del colegio; acabar la guarde. La guarde. Hoy mismo tiene su fiesta de fin de curso, bailan disfrazados de indios de la India. Me gustaría dedicar, precisamente, este post a su guarde porque me han acompañado en la vida del chico desde casi el principio. Con solo cinco meses y medio lo dejé allí, en una manos desconocidas que pronto se convirtieron en cómplices:

- Gracias a la seño Rocío, de quien el chico no quería separarse cuando iba a recogerlo, fiel indicativo de que allí estaba mejor que bien. Recuerdo esa anécdota en la que se cogió un permiso y tuvo que volver por un día porque el chico, con solo unos meses, no quería con nadie, solo con ella.

- Gracias a la seño Sara, que supo entenderlo cuando hizo el cambio de clase y adaptarlo viendo lo difícil que se le hacían los cambios.

- Gracias a la seño Elena, no hace más que hablar de ella, de los cuentos que le cuenta, de las canciones que le canta... 

- Gracias a Miriam y a Rafi, que me han ayudado tanto.

- Gracias al teacher, el chico canta y habla en inglés que es un gusto.

Gracias a Rocío, la seño Chari y a todo el equipo de la Escuela Infantil Bilingüe La Cigüeña, en Dos Hermanas, porque han sido tres años de compartir la crianza del chico, de vivir sus primeros pasos, sus primeras palabras, sus primeros dibujos, de quitarle el pañal, de sus funciones de Navidad, Semana Santa o fin de curso... 

Y con lo tranquila que estaba yo ya dejando al chico en su guarde, en septiembre, a volver a empezar, ayayayyyy!

Adivina qué es...


Pues sí, en la pizarra de Ikea que le hemos regalado por su cumple, no hace más que dibujar una tarta con tres velas. Cuando canta y soplamos, las borra. Así es él. Y me encanta.

16 comentarios:

  1. Desde luego que poder confiar en la guarde y que las cosas vayan tan tan bien, es una gozada... lo noto yo en los padres... cuando nos lo dejan la primera vez... a cuando ya cogen confianza... es lógico... y seguro que en el cole vais a estar muy bien.. ya verás!!!!

    oye, y lo de cantar y soplar las velas... y que mini M las borre, eso ya me ha llegado al alma!!!! jajajjajajajaj... que grande!!!!!! el poder de la imaginación es bestial!!!!!!!!

    me alegro de que disfrutéis tanto!!! Un besazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, Sugus, no sabes con qué tranquilidad lo dejo. Por eso ahora tendré que acostumbrarme de nuevo, no sé para quién será más difícil, si para el chico o para mí.

      Yo me quedé de piedra cuando hizo lo de las velas, aunque está en un momento en que todos son novedades. Es genial verlo crecer. (Babas, babas y más babas, jajajaja).

      Un beso!

      Eliminar
  2. ¿Era una tarta con tres velas? Yo veía un ovni y una tele de plasma. Jajajaja. Estoy fatal. No me ganaba yo la vida como psicóloga infantil...
    Muchas felicidades a tu nene y seguro que el cole se le da genial. Lo bueno de esas edades es que se adaptan rápido a todo. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja, es la tarta con tres velas y al lado, una cometa, jajajaj

      Gracias, Álter, a ver si es verdad y no lo pasamos mal :)

      Besos!

      Eliminar
  3. Mis niños preguntan mucho por él. Lo que les extraña cómo puede estar ya tan grande, como lo conocieron de bebé, para ellos es el bebé Guillermo jejeje. Juan, ayer mismo me preguntaba por él "le regalé mis cartas del cars, pero no pasa nada porque tengo las de pokemon" jejeje A ver si venis pronto de nuevo a casa, a compartir los juguetes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pobres! Eso del paso del tiempo no lo tienen muy asimilado, solo nos damos cuenta nosotros. Y Juan, es un cacho pan! Dándole sus cartas. Pues sí, tenemos que haceros otra visita y juntar a las manadas!

      Un beso, guapetona!

      Eliminar
  4. ¡¡¡¡¡¡Y en septiembre, al cole!!!!!!
    ¿Ya tienes ganas? Yo sí. Se acabó el ir dejando niños desperdigados por ahí, y otro tanto para recogerlos por la tarde.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, Jatz, no sé yo, yo estaba muy tranquila con la guarde, la verdad, pero mi cuenta corriente también lo va a agradecer eso de empezar el cole, ajjajaja

      Besos!!

      Eliminar
  5. Felicidades al chico!!!.
    Ya verás como en el cole le va genial también. La nueva etapa será aún mejor, ahora vienen años buenísimos.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Matt! Espero que el cambio sea coser y cantar, siempre le han costado los cambios, y a mí también!

      Besos!

      Eliminar
  6. Felicidades, guapa. Los chicos crecen, y está bien, es su obligación. Además, están tan preciosos en esta edad... para comérselos, vamos.

    Vamos, pues, quemando etapas :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Felicidades a los dos por el aniversario. El tiempo vuela y, si alguna vez te animas a ir a por el segundo... verás que entonces ya es que viajas a la velocidad de la luz. Es como ir en el Halcón Milenario. Ahora ha empezado el curso... luces... ahora ha acabado.
    Me gusta tu post porque es muy bonito que la gente agradezca las cosas de corazón, como tu haces. Muchas veces damos por hecho muchas cosas, como si entrase dentro del trabajo que la gente desempeña, pero lo cierto es que a todos nos gusta recibir halagos y no solo que la gente hable para protestar. Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  8. Ohhh!! maja el tiempo pasa volando ¿verdad? Felicidades al pequeño que ya está hecho un chaval!!! Asi es la vida hay que cerrar etapas y abrir otras!!. Un besote enorme para todos!!

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...