martes, 29 de abril de 2014

Martes de recomendación: El enigma Flatey


El enigma Flatey

Creo que con esta lectura, y a pesar de mi abandono - por diversos motivos -  entre medias de “Las tres bodas de Manolita” de Almudena Grandes (que no es un abandono en sí, sino más bien un luego te retomo), puedo decir que mi vuelta a la vida lectora es todo un hecho. Y no puedo encontrarme más satisfecha y feliz.

Con este título en particular he hecho otra vuelta, eso de volver y volver parece que se me está dando bien, en esta ocasión a la novela negra nórdica que tras el boom de hace unos años, parece que había olvidado o más bien, me había saturado (eso unido a mi desidia lectora blablablá). Yo me leí de un tirón la trilogía de Millenium, la devoré sin importarme los miles de páginas que la conformaban y pocas novelas y conjuntos de novelas encontraré tan completas en todos los sentidos como esas. “El enigma Flatey”, de Viktor Ingólfsson, no se le acerca, pero te hace pasar un buen rato dándote otras cosas: misterio, lectura relajada y un paisaje sin igual, el de los fiordos islandeses. (Solo de decirlo me da frío).

El autor dibuja un pueblo que, si no fuera por el frío que desprende en cada descripción aún siendo verano cuando se desarrollan los hechos, se parecería bastante a ese pueblo de “Se ha escrito un crimen” en el que la entrañable Jessica Fletcher se dedicaba a ejercer de detective de andar por casa. Todo en esa aldea rezuma familiaridad, leyenda y buena voluntad, aspectos que se ven sacudidos por el hallazgo de un cadáver en extrañas circunstancias y más tarde de otro, en más extrañas circunstancias aún. Un buen dibujo de los personajes y un avance que te ayuda a ir asumiendo todos los hechos con naturalidad, completan una narración pulcra que, sin embargo, encuentro en su desenlace algo rebuscada: ¿alguna casualidad más que podamos meter? Seguramente no, porque ya no cabe ninguna otra. Aunque, como digo siempre: si no fuera por esas casualidades, no tendríamos película (en este caso, historia).

Tengo que reconocer que el principio me costó por muy diversos motivos: no es una historia que me haya robado el sueño (cuando eso pasa, sí recomiendo el libro con una sonrisa); el juego de poner al final de cada capítulo parte de la narración de otra historia (que luego, ¡sorpresa! sabremos a qué pertenece) me ha parecido original pero no clave para darle un punto de diferencia; y los nombres islandeses me han costado asimilar (aunque claro, no los veo yo llamándose Manolo, Pepe o Antonio).

¿Lo recomiendo? ¿Por qué no? Está bien, lectura fácil, rápida y te introduce en las historias y sagas vikingas. Un libro para el verano, para hacer de puente entre dos lecturas más densas o para aquellos que no tengan tiempo de meterse en un embolado mayor.

PD: vuelvo a decir, me compraría todos los libros de Alfaguara, con independencia de la historia que contaran, solo por sus portadas. Qué gran trabajo el de esta editorial.

8 comentarios:

  1. jajajajjajajjajjajajajjaj!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! perdón perdón.. me recompongo!! jajjajajaj..

    -- a lo que íbamos.. los nórdicos por ahora sólo había descubierto a las chicas, la Mary Higgins Clark y "la otra".. que me perdonen.. pero no me acuerdo bien del nombre.. investigaré este autor que has reseñado, porque son las novelas que me encantan!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    así, que de nuevo, gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, me alegro haber acertado! ¿Te leíste la trilogía Millenium? Si no, es densa y dura, pero buenísima.

      Besos!

      Eliminar
  2. Esos libros sencillos que simplemente te distraen sin más pretensiones, también se agradecen. Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. De la novela nórdica he leído todos los de Camilla Lackberg y no me disgustan, pero me pasa lo que a ti, me cuesta mucho acostumbrarme a los nombres, no es ni parecido a cuando lees una con nombres ingleses, que ya está muy asimilado. Fíjate que mi madre (83 años) dice lo mismo cuando lee una novela de Agatha Christie, que le cuesta coger el hilo de los personajes por los nombres, y a nosotros nos parece supernormal un nombre en inglés, así que la entiendo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esaaaaa queríadecir yo tambien boti!! la lackberg!!!!! y otra hunsdgest o algo así...

      vamos, que lo que comentáis de los nombres, no me acuerdo ni del de los autores!! jaajaja.. a mí también me cuesta también!

      Eliminar
    2. jajajaj, tienes razón, lo asimilados que tenemos los nombres ingleses, ¿verdad? Pero en series y en todo, madre mía! Hasta que nos pase lo mismo con los nórdicos, demasiadas consonantes seguidas!

      Besos!

      Eliminar
    3. Sugus, tenemos más en común de lo que nos creemos! jajaja, besos, guapa!

      Eliminar

Dime algo si quieres...