jueves, 13 de marzo de 2014

Cambios: Post 4

Post 4.

¿Os habéis imaginado alguna vez cómo puedes sentirte si eres absorbido por una aspiradora? Así me sentí yo: absorbida sin compasión, en una espiral de aire y tiempo que me dejó pegada a la puerta de casa.

Observé cómo mis padres bajaban por las escaleras en busca de su tila. Acompañados de mi tía, que sujetaba fuertemente a mi madre por el brazo derecho (habría que recordarle que ese es el brazo chungo de mamá). Bajaban las escaleras bajo la atenta mirada de los pocos vecinos que se resistían a abandonar el patio de luces. Había disminuido el número, pero en las caras de los que quedaban se podía percibir el morbo del que está a punto de ver un cadáver por primera vez. Mi cadáver. Carroñeros de mierda. (Yo misma me pegué un bofetón en la boca, como hubiera hecho mi madre, pero más flojo, que la echaba de menos pero no como para infligirme dolor innecesariamente).

Se ve, a todas luces, que yo no podía abandonar el escenario del crimen. De eso había película, estoy segura de haberla visto. Pero un momento: ¿no podría salir ya nunca de allí? ¿Tendría que soportar a los nuevos inquilinos que le alquilasen el piso al abusón de mi primo? ¿Quién querría alquilar un piso en el que había muerto una persona? En fin, sin querer meterme en dilemas morales de las futuras personas que viviesen allí, decidí que tenía que hacer algo y rápido. Y ya que meterme en el bolso de mi madre y huir de allí (puestos a disponer de todo el tiempo del mundo, qué menos que poder escoger con quién pasarlo) no había dado resultado, lo mejor sería buscar señales a mi alrededor.

Allí estaba mi hermano. Seguía hablando por teléfono, pero en esta ocasión en voz baja. ¿Quién sería? Yo lo sabía, ¿a que era su novia? Esa novia que siempre me negó que tenía. “No, cari, no puedo ir ahora, ha ocurrido… algo”. ¿Algo? ¿Solo ha ocurrido algo? ¿Qué tipo de relación es esa en la que no puedes decir que tu hermana ha muerto? “No puedo hablar de eso ahora… No, no me encuentro muy bien, te veo esta tarde, ¿vale?”. Pobrecito, me dio pena eso de “no me encuentro muy bien”. Y ahora se pone a llorar, en fin.

En la habitación estaba la Policía. Por lo visto llegarían en ese breve instante de libertad que tuve metida en el bolso de mi madre. Un chico alto, con cara de no haber roto nunca un plato, se paseaba por mi habitación con las manos en los bolsillos. Yo seguía bajo una sábana, menos mal, porque ahora me doy cuenta de que aquello que me dijo mi madre se cumplía: “No duermas en bragas, niña, que no sabes qué puede pasar”, una variante de: “Lleva siempre ropa interior limpia”.

- Entonces, el gas estaba puesto cuando usted llegó. – Le hablaba al bombero buenorro que entró primero en mi habitación y que me vio en bolas nada más llegar. De él, no me importó.
- Sí. Lo hemos apagado, pero había un fuerte olor por toda la casa, pensamos que esa es la causa principal del suceso.
- Eso es lo que usted piensa, ahora vendrán los peritos a atestiguarlo.
- Por supuesto.
- ¿Notó algo raro?
- ¿Algo raro? Bueno, no sé, quizá la postura, es lo que más nos ha desorientado.
- Por Dios, ¿no ve que solo intentaba ver las estrellas por la noche?

Me enamoré ipso facto.

Descubre "Cambios" desde el principio pinchando aquí.

10 comentarios:

  1. Ainsss cómo se complica todo. Me he venido de cabecita aquí primero cuando he empezado a leer blogs, es que me tienes en vilo. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mandarica! Ay, el amor, el amor... jajajaj

      Besos!

      Eliminar
  2. pero bueno!!!!! te parecera bonito dejarnos así!!!!!!!!!!!!! joer joer joer!

    *hablando un poco de todo.. he visto hoy un guaperas, qué ojazos!!!!
    jajjajajaja..
    primaveraa tirooooriiiittooooririiitiitroooo!!!

    me encanta esta trama!! oye, y dos capitulos por día?? jajajjajaj..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjajaja, ay, esos ojos! Como vas en bici, la próxima vez te dejas caer por su lado, pero no te hagas mucho daño, jejejeje... Si es que es verdad lo de que la primavera la sangre altera, los refranes están basados en hechos reales.

      Beeeesosss!

      PD: nada de dos capítulos, si no, perdería su esencia de post, y no os dejaría con estas intrigassss...

      Eliminar
    2. vayyyyaaaaaaaaaaaaaaa.. así que no ha colado lo de dos post en uno??? jolines! mira que lo había hecho muy sutil ehhh.. jajjajaj
      aún no me he caído con la bici, y eso que pillo todas las curvas como si fueran las de estafeta.. pero eso ya de caerme por un chico.. jajjajajjaja.. aún no estamos tan en primavera!! jajjajaja.. las hormonas maña.. que me lo contagian todooooo!!!

      Eliminar
    3. No te preocupes, que todo llega, jajajaja

      Eliminar
  3. uhm... Mandi recordará que así comenzó Silencio Absoluto y por supuesto MyStoriesProject comprenderá que mola dejar con la intriga al personal XD
    Prometo leerte desde principio :D

    muaks!

    ResponderEliminar
  4. que ganas de leer el próximo capitulo!! y ¿el bombero buenorro?, que levante la mano quien nunca haya deseado un bombero buenorro jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaja, pues la sala se queda con todas las manos bajadas!!! Pero había que darle una vuelta, que para hombretón está Pepe, el de Carmen, ;)

      Besos!

      Eliminar

Dime algo si quieres...