viernes, 17 de enero de 2014

Es viernes, mamá: El pirata Pepe


Los Reyes Magos le trajeron al chico varios libros. Tengo la intención de que lo llamen raro en el colegio, igual que me lo llamaban a mí. No, es broma, no quiero que lo llamen raro, solo quiero que esté tan familiarizado con los libros que cuando tenga uso de razón, los pida por sí mismo. Yo hago lo que puedo, luego ya será su carácter el que le dicte si quiere continuar o no.

La cuestión es que, aparte de un libro con cientos de animales - imposible hacerle ver que dos peces pueden tener nombres diferentes y que el flamenco y el avestruz son aves también distintas -, el siguiente ejemplar que ha hecho las delicias del chico es "El pirata Pepe". Vale, me atraía más a mí que a él; vale, cuando leí que es perfecto para contar a niños a partir de tres años, caí rendida a los pies de este corsario pelirrojo; vale, que escucharlo decir "titata" me tenía totalmente fascinada y tenía que hacer realidad esa palabra como fuera. También ha salido varias veces pintado de pirata de la guarde, así que pensé en explotar esa vía.

No sé si es la edad o es que el chico será así por siempre jamás: ahora mismo es impensable contarle un cuento. Da igual que sea inventado (hace tiempo que un cocodrilo llamado Ricardo y de naturaleza vegetariana ronda mi mente, pero me es imposible darle forma de viva voz); o que sea un cuento leído. Él se apropia del relato y lo lleva a su terreno, un terreno lleno de leones y tigres que juegan a la pelota en la selva y en el que los monos no pueden bajar de los árboles para unirse a ellos, no me preguntéis la razón (simplemente es "¡No, mamá, 'homme'!". Así que lo que es leer mucho al pirata Pepe no lo leemos, pero sí hemos visto que tiene garfio, pata de palo y parche (lo tiene todo, el pobre); y me cuenta todo lo que ve en las ilustraciones: si está contento, si está triste, qué está haciendo... Y eso repetido varias veces al día. ¡Arriba el pirata Pepe!

Por cierto, pinchando justamente aquí, podéis disfrutar de un vídeo que complementa a la perfección este post y que me ha sido imposible subir directamente, demasiadas odiseas informáticas a estas horas.

2 comentarios:

  1. Jajjja!!! Hacemos club de fans del pirata Pepe? O de la señora M inventora de cuentos? Voto por ambos!! A mi una de las actividades que más me gusta hacer es leerles un cuento y sin enseñarles ilustraciones que sean los niños quienes dibujen. . Es sorprendente ver como cada uno hace un dibujo distinto y están escuchando lo mismo..
    Ah, y yo de cuentos poquito, no son mi fuerte... pero te recomiendo mi preferido: "¿a qué sabe la luna?"; michael grejniec; ed.kalandraca.
    Además es muy apropiado para "representarlo"; te pillas un dibujo de cada animal, los imprimes, que mini M los vaya pintando tranquilamente... puede ser en varios días... te haces una luna chuli... un fondo negro, un poco de blutack y a correr... les encanta!!! (No sé si te lo he explicado muy bien, pero si investigas el cuento creo que lo entenderás) y oye, cualquier cosa que necesites dimelo chica colorada!!!

    ResponderEliminar
  2. Suguspiña, cuando el chico pueda hacer eso que dices (principalmente escuchar, jajaja), volveré a este comentario para hacer ese juego con él. Porque... ¿qué es blutack? Había oído hablar de la editorial Kalandraca y veo que es "universal", lo buscaré, estoy supercomprometida con esto de los libros. (Hoy mismo hemos estado en la Fnac y el chico alucina cogiendo todos los libros y ojeándolos, y yo me emociono al verlo). Ya te iré preguntando cosillas para entretener a este personaje que solo parece disfrutar potreando el sofá y estando encima de nosotros, jajaja

    Besos!

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...