viernes, 20 de diciembre de 2013

Es viernes, mamá: Dibujando montañas



De esta imagen hace ya un tiempo, pero hasta ahora, por acumulación de temas (es que el chico es una fuente inagotable de ellos), no ha visto la luz: el chico ya dibuja cosas con significado.

Hasta hace poco, todo eran rayas sin sentido, garabatos hechos por el puro placer de ver un color en una hoja de papel (si es una hoja de papel importante para nosotros, sus padres, mejor), llenar todas las páginas de un cuaderno con rayas solitarias por la satisfacción de eso mismo, llenar todas las páginas de un cuaderno. Y ahora, ahora el chico dice que dibuja montañas y yo me lo tengo que creer porque, ¿qué veis vosotros en esa fotografía? Son montañas, unas montañas tan claras y emocionantes que todavía me maravillo de haber sido capaz de captar el momento en que comenzó a dibujar algo con sentido.

Luego han venido las carreteras, muy sofisticadas, eso sí, con su línea discontinua para separar los carriles; también el número seis (6), que le encanta hacer una y otra vez; y también su propia versión de lo que es un coche, este último concepto le cuesta pulirlo, pero es que no olvidemos que tiene dos años y medio.

Poco más que decir porque en este caso, en este post, eso de que una imagen vale más que mil palabras es una verdad como un templo.

2 comentarios:

  1. yo a lo mío, entre la minipizarra y el minicuaderno... a miniM se le queda pequeño todo!!!!

    y sí. son montañas.. es evidente... y lo del 6.... algo de diablos y vampiros.. de verdad mira a ver que cuentos le cuentas!! ;)

    ResponderEliminar
  2. Da gusto ver cómo van dando sus primeros pasos con los lápices y los colores. Sigue animándole con sus dibujos, quién sabe si no tienes correteando por casa a un futuro Miró.

    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...