lunes, 25 de noviembre de 2013

Relato con Foto: Reescribe tu historia 3



Le dieron la oportunidad de volver atrás en el tiempo, a un punto concreto de su vida en el que hiciera las cosas de modo diferente a como las hizo en su momento.

Y eligió el día en que fue a esa barbacoa. Pero no lo eligió para cambiar de opinión, sino para poder vivir de nuevo el momento en que lo conoció a él y hacerlo sabiendo que de allí nacerían tantas cosas, todas buenas. Que ese día comenzaría un viaje emocionante, un viaje de dos, que luego se convertiría en un viaje de tres y que más tarde quizá hubiera que comprar un coche más grande porque se apuntaran más a la travesía. Se prometió no prestarle más atención de la que le prestó la primera vez que le habló a mediodía, que no recuerda pero él sí, para dejar que las cosas pasaran exactamente igual a como pasaron. Volver a vivir ese día mirándolo a los ojos sin poder decirle que reirían juntos, llorarían juntos e irían a un montón de sitios juntos. Porque como había leído en algún sitio, "Viajar a Marte / o al cuarto de la plancha / pero contigo" (Poema de Luis Alberto de Cuenca).

¿A que no todo el mundo tiene foto del día en que se conocieron? El señor M. es el tercero comenzando por la izquierda. Se sentó estratégicamente junto a mí, que soy la cuarta por la izquierda. Ese dato me lo reveló más tarde por supuesto. Y yo pensando que todo había sido fruto de la casualidad. ¡Bendita barbacoa! Más tarde, en casa, lo conocieron como "el barbacó" porque a esta le siguieron un montón de barbacoas más. Pero el sobrenombre no le duró mucho. Ha salido a relucir en alguna ocasión en el blog, cómo no hacerlo, pero creo que ya iba siendo hora de que protagonizase un pedacito de él y no apareciera como personaje en las andanzas del chico, que las vivimos/sufrimos a partes iguales. Este es el señor M. ;)))



Serie "Reescribe tu historia".

14 comentarios:

  1. Me gustaría decir que esa última foto del post fue tomada un 16 de marzo de 2000, así que estamos haciendo méritos para llevar ya más tiempo juntos que separados ;)

    ResponderEliminar
  2. Desde ese día no cambiaría nada nada de mi vida.

    Señor M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ay, que nos ponemos ñoños y eso no puede ser!!!

      Eliminar
  3. Qué bonito!!!! Que sigáis así de felices x el resto de vuestras vidas!! Es un honor ser vuestra amiga

    ResponderEliminar
  4. Ay, Inma, muchas gracias! Es que al final me tengo que poner tonta, jajaja. Por cierto, tú has estado ahí desde el principio, hasta en la foto! Para los demás, es la tercera por la derecha (contando ese amago de persona con guitarra, jejeje), vamos la que nos saluda con una coca-cola en la mano.

    Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Jajjajaj, bueno, a esas horas no recuerdo qué podría ser, jajajaja

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Con nuestras chaquetas vaqueras forever and ever, jjaja

      Eliminar
  7. Qué majos, jeje. Yo no tengo foto, de las de palpar, del primer encuentro con mi marido, pero lo recuerdo todo perfectamente como si fuera ayer. Recuerdo hasta cómo iba yo vestida. Ay, aquellos 20 años...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, gracias, Mari Carmen. Lo de la foto ha sido la casualidad, quién nos iba a decir ese día que estaríamos donde estamos ahora! Y mira, ¡yo ahí también tenía 20 años!

      Besos!

      Eliminar
  8. Creo que esta historia me encanta!! ;)
    Besitos

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...