martes, 1 de octubre de 2013

Visto en Internet: Marina Abramović e Ulay - MoMA 2010

Hace unos meses, visitando el blog de Ladytacones, me encontré con un vídeo que realmente me sacudió por dentro. A mí nunca me habían atraído las performances, más bien no llegaba a entenderlas del todo. Sin embargo, si algo te provoca algún sentimiento, el que sea, lo suficientemente intenso como para continuar pensando en ello incluso meses después, debe de ser arte.

Y quería llegar a que aún recuerdo este vídeo de la artista Marina Abramović, más aún por el significado del contexto en el que se localiza, porque mirándolo no puedes evitar que los pensamientos fluyan por tu cabeza tan lentos y a mil por hora. ¿Qué sentirías tú si de repente tuvieras 60 segundos para mirar, solo mirar, a los ojos a una persona que ha significado mucho para ti? Marina y Ulay fueron pareja y, después de romper su relación, no se volvieron a ver hasta este momento. Pues eso.

(El vídeo corresponde a la performance de María Abramović en el que la artista daba un minuto de silencio mirándose a todo aquel que quisiera sentarse frente a ella. Se supone, y yo lo creo, que la aparición de Ulay es totalmente inesperada.)

10 comentarios:

  1. una pasada maña... mirar a los ojos.. yo no sé cómo aguanta ahí quietaaaaa... o a lo mejor se levanta, pero como mi conexion es malisima... tarda años luz en cargarse, asi que me he quedado en que se dan las manos... jajjajaja.. me he quedado sin final...

    vaya comunion de sensaciones y sentimientos!!..
    gracias por compartirlo!!! (aunque lo haya visto de medio lao.. jajjaaj)
    abrazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Pumi, de medio lao seguro que la perspectiva es diferente, jajaja. Sí que es emocionante. Por ahí he leído que si la música que le han puesto y tal, pero qué quieres que te diga, a mí, me emocionó y no sé si fue por eso, por lo que significaba...

      Beso!!

      Eliminar
  2. Tengo una muy buena amiga de profesión Coach. Ya hace como un año que me envió el video con sus comentarios. No recuerdo si fue en su blog (échale un vistazo www.esplingo.es) o en las reflexiones semanales que me envía. Lo cierto es que me quedé flipada. Besos. Anuchi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, visitaré el blog, no lo dudes. Sin duda, es para quedarse así, flipada.

      Un beso enorme!

      Eliminar
  3. Tuvo que ser realmente emocionante, claro que sí, ¡menudo subidón! sobre todo si esa persona te importó mucho y la relación no se cortó de forma traumática.

    Un abrazo, María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me resultó emocionante y creo que sus caras hablan por sí solas, ¿no?

      Besos, Mari Carmen!

      Eliminar
  4. Ya lo había visto y me encantó!! El reencuentro tantos años después a través de una mirada, genial! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, Vanesa, qué bonito, "el reencuentro a través de una mirada", ¡lo dice todo!

      Beso!

      Eliminar
  5. No sé como he llegado a esta página (cosas que tienen las corrientes internáuticas), y aunque nunca suelo comentar nada en ninguna parte, al ver esto me siento obligada.

    Yo también me quedé maravillada con esta historia, hasta que vi el documental "Marina Abramovic: La artista está presente", y perdió buena parte de su magia. Me sigue emocionando por la historia que compartieron juntos y por la despedida que montaron para decirse adiós, pero la parte sorpresa se evapora.

    No os revelo por qué, aunque no es difícil de figurárselo, por si alguna de las aquí presentes no quiere saberlo. En cualquier caso os recomiendo el documental, es muy bueno.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, no sé si ver el documental y perder la emoción con la que he visto el vídeo! ;)

      Chao!

      Eliminar

Dime algo si quieres...