lunes, 16 de septiembre de 2013

Relato: La fotografía

Tomó la fotografía. Le encantaba fotografiarla a cualquier hora del día, con cualquier luz. Siempre salía perfecta, con esa sonrisa que lo inundaba todo.

Pero esta fotografía se la había robado porque ella no sabía que la estaba observando. En muy pocas ocasiones desde que fuera a visitarlo a ese rincón del mundo se había dejado llevar de tal forma y él había sido tan rápido como para cogerla de improviso.

Quiso preguntarle en qué estaba pensando, qué imágenes pasaban por su cabeza. Pero no lo hizo para no romper el momento. Entonces ella volteó la cabeza y lo miró y le sonrió. Con esa sonrisa que todo lo inundaba. Él se fue a sentar a su lado:

- Mamá.
- ¿Sí, mi vida?
- Me encanta que hayas venido.
- Mira cómo comen las mantas, es emocionante.

3 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias, Mari Carmen, como que desde que soy mamá, me puesto muy muy tontorrona ;)

      Besos!

      Eliminar
    2. Te entiendo, claro que sí :)

      Un beso

      Eliminar

Dime algo si quieres...