viernes, 20 de septiembre de 2013

Es viernes, mamá: El paso del tiempo




Hoy no es ningún día especialmente especial. Hoy no es ningún cumpleaños ni se celebra ningún evento fuera de lo normal en nuestras vidas. Es que, aún a riesgo de volverme pastelosa y sentimental, todos los días desde que el chico aterrizó en mi vida, en nuestras vidas a decir verdad, son especiales.

Este post es una llamada de atención sobre la rapidez del paso del tiempo. Ya echo de menos a ese bebé que se acurrucaba en mis brazos, ahora lo hace un niñito grandote y sonriente; echo de menos esos momentos en los que su única preocupación era tener sus manos para comérselas, ahora le preocupa tener sus coches cerca. Y echo de menos cosas que aún tengo, como que me llame "mamani" o me coja la mano cuando se está tomando el bibi (eso ya lo va haciendo menos y yo me estoy dando cuenta).

Disfruto al cien por cien de todos sus avances, pero no puedo evitar que me dé una punzadita de nostalgia al ver que se acaban tan pronto. A pesar de los momentos duros, de la falta de tiempo, de la falta de sueño, de los berrinches, de las fiebres, las preocupaciones... Ay, el chico es una fuente de felicidad inigualable.

Y lo sé también, esto irá a más. (Más suspiros).

Y parezca mentira que ambas imágenes sean con el mismo chico.



11 comentarios:

  1. El vello de punta con las fotos. Genial. Anuchi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anuchi, por tus comentarios y por seguirme tanto y tan bien! Me alegra haberte provocado esas sensaciones, y es que ambas estamos sensiblonas, ¿eh?

      Besos!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Ni que lo digas, Inma. Son esas cosas que las escuchas una y otra vez, pero hasta que no las experimentas, no sabes su verdadero signficado, ¿verdad?

      Un beso.

      Eliminar
  3. Por eso hay que intentar disfrutar de ellos a tope!! Aunque a veces te dé ganas de tirarte por la ventana, jeje :P
    Besitos para los 3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Vanesa, tirarnos varias veces al día, jajaja... Besos!

      Eliminar
  4. Por eso hay que intentar disfrutar de ellos a tope!! Aunque a veces te dé ganas de tirarte por la ventana :P
    Besitos para los 3

    ResponderEliminar
  5. cuánta razón tienes!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo echo muchisimo de menos a mi Rebeca de pequeñita. Me digo, a menudo, que trataría de disfrutar más de ella, si es que acaso no lo hice con suficiente ahínco, que lo dudo. Me asaltan dudas, de si lo hice bien, mal o regular... En fin, supongo que lo que les ocurre a la inmensa mayoría de padres y madres. Los niños se hacen grandes, adquieren autonomía y llega un momento que se marchan, aunque continúen estando en nuestras vidas. Yo, a veces, tengo que mirar las fotos de mi hija, cuando era un bebé, porque ya no me acuerdo de tantas cosas bonitas...

    Un abrazo y a disfrutar de tu nene :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo puedo decir que sí que estoy disfrutando al 100%, he estado ahí en todos sus momentos, aún cuando trabajaba fuera de casa, pero es que se pasa tan rápido que la sensación de que no lo has hecho es inevitable!

      Chao!

      Eliminar

Dime algo si quieres...