viernes, 2 de agosto de 2013

Es viernes, mamá: Un gran paso para el chico



Ya duerme en una cama. Son estos detalles los que me dicen que el tiempo pasa y que el chico se hace mayor. Ahora me toca lidiar con él y sus bruterías en este nuevo contexto, sus ganas de saltar y el peligro de estamparse contra el suelo. Aunque hemos prevenido situaciones poniendo rejas en la ventana, cuando lo he visto de pie delante de ella, me han entrado escalofríos (es que la cadeneta del store y la cinta de la persiana andan provocando).

Yo pensaba que durmiendo en la cama, dejaríamos de escuchar los coscos que se daba contra los barrotes de la cuna. Sin embargo, ahora se los da contra la pared porque. Tenga el sitio que tenga, sigue durmiendo en una postura complicada, cruzado y contorsionado, incluso se mete entre la valla de seguridad y el colchón. No alcanzo a comprenderlo. Creo que aunque le hubiéramos comprado un colchón que fuera de pared a pared, continuaría durmiendo de ese modo.

En cualquier caso, ahí están esos detalles que son un gran paso para el chico y un pequeño paso para nuestro día a día.

1 comentario:

  1. Jajajaja, muy bien por el peque que se hace mayor!!! Yo también he pasado a la cama al mío... A ver qué tal, ya te cuento.
    Besitos

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...