viernes, 30 de agosto de 2013

Es viernes, mamá: Clases de pintura



Para las mañanas de agosto llenas de calor que nos impiden salir a jugar a la calle, están los colores. Poco tiempo es el que logran mantener la atención del chico, pero el suficiente para darme a mí un respiro. 

Por cierto, el tren tan bien dibujado lo hice yo, que he vuelto a darme cuenta que el dibujar no es para nada lo mío. Pero el chico no se da cuenta aún de lo mal que lo hago y para él todo lo que dibujo es 100% realismo puro, qué inocencia.

4 comentarios:

  1. El tren está perfecto María, tiene sus ruedas y eso jejeje. No hay nada como el ratito que echan dibujando o viendo una peli de dibujitos. Besitos niña!!!!! Pqui

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, lo malo es que esto son solo cinco minutos, pero he aprendido a relajarme incluso en tan poco tiempo! Besos!

      Eliminar
  2. la próxima vez dile que te pinte un elefante ... jejejeje

    ResponderEliminar

Dime algo si quieres...