martes, 16 de julio de 2013

Martes temático: Dibuja mi ropa, dibuja mi vida

Una de las prendas que más éxito tiene dentro de mi armario es la camiseta con dibujo. Creo que debería ser un básico en el vestidor de cualquiera, igual que esa camisa blanca de la que tanto hablan los estilistas.

Desde hace unos años este tipo de prenda arrasa y hacerse con una camiseta con un dibujo innovador es todo un acontecimiento (al menos para mí). Así que saber dibujar algo mínimamente digno se convertiría, por pura regla de tres, en una ventaja y una habilidad que yo envidio sobre todas las cosas.

Efímero, así se llama el proyecto con fecha de caducidad que nació a principios de este año y que tiene su fin previsto para 2017. Hasta entonces lanzarán cinco colecciones de camisetas orgánicas con motivos diseñados por importantes artistas internacionales: Nacimiento (ya a la venta), Infancia, Juventud, Madurez y Muerte. Y todas ellas con tiradas limitadas, una verdadera obra de arte en tu armario (y en tu cuerpo). No hace falta decir que yo muero por una, pero hasta que se haga realidad, seguiré soñando con ellas (y escribiendo sobre ellas, claro).



    




Imágenes cedidas por el Proyecto Efímero

También son numerosos los blogs y sitios en Internet de gente que, haciendo gala del DIY tan de moda hoy en día, explota esa habilidad de la que hablaba antes y que siempre querré y nunca tendré y que se dedica a serigrafiar de todo con sus dibujos. Más últimamente, bolsos de tela (aunque yo me compraría decenas de camisetas lisas para estampar mis motivos). Aquí, un par de ejemplos: Periwhat Fotos, Dibus y más (con página en Facebook) o los Bolsos de Tita Lola, en cuyo blog asistimos a un post de lo más demostrativo de esta tendencia, pincha aquí.

Creo que, en definitiva, el dibujo (el arte dibujado) en nuestras vidas es más importante de lo que parece, nos produce sensaciones, nos aporta algo con lo que identificarnos, con él mandamos un mensaje y esperamos que sea recibido como queremos; nos sentimos diferentes que, al fin y al cabo, es de lo que se trata.

Así que disfrutad de los dibujos en la ropa, en los bolsos, (y en los cuadros, claro) y no penséis que eso es solo cosa de niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime algo si quieres...