martes, 30 de julio de 2013

Martes de recomendación: Irène Némirovsky

La Segunda Guerra Mundial ha generado gran cantidad de literatura. Quizá, y no lo digo con conocimiento profundo, sea de los temas que más libros ha suscitado. O tal vez lo diga porque sea uno de esos temas que me han fascinado desde que lo estudié a fondo en COU.

Historias de todo pelaje, ambientaciones bajo los bombardeos en Londres, relatos reales de prisioneros en campos de concentración, experiencias de postguerra, escritas por afectados directamente o por gente contemporánea que bucea en archivos para montar una historia creíble.

Hoy martes quiero traer a una escritora de la que me sorprendió tanto su historia personal como su forma de escribir. Ella fue perseguida, enjaulada y asesinada en uno de esas aberraciones humanas. Ella es Irène Némirovsky. Sus relatos tuvieron éxito en su momento y ahora, aunque ahora… ahora sabemos que esos relatos son limitados.

La descubrí con “Suite Francesa”, relato del éxodo de los franceses poco antes de la ocupación alemana de París. Su forma de contar me cogió desprevenida, recuerdo un cierto despojo de sentimientos, mostrando crudamente las acciones humanas, desde las más generosas hasta las más vergonzantes. Porque en una situación como la que describe, se da de todo y el ser humano saca lo peor y lo mejor de sí mismo. Gracias a sus hijas, que también fueron perseguidas y que guardaron este manuscrito bajo riesgo de sus vidas, este libro, llamado a ser el primero de una trilogía que se quedó en una unidad, llegó hasta nosotros. Pero podemos seguir disfrutando de su peculiar estilo narrativo con libros como “David Golder”, “El baile” o “El ardor de la sangre”. Hay algunos más, aunque estos son los que yo he leído, dejándome un muy buen sabor de boca.

Esperando que las pinceladas que he dado de ella aquí os despierten la curiosidad, os animo a descubrirla, sin duda no os arrepentiréis.

2 comentarios:

Dime algo si quieres...